fbpx
Estas aquí:  

Adrenalina, acrobacias y velocidades de vértigo: conoce el Esquí Acrobático

El esquí acrobático ha entrado con ímpetu en el programa de los Juegos Olímpicos de invierno, y cada temporada atrae nuevos adeptos.

No es de extrañar,  ¿quién no se queda asombrado viendo los saltos mortales con esquís puestos? Hace falta mucho valor, buena forma física, unos esquís especiales, y ¡a volar!

Qué es el esquí acrobático

El esquí acrobático (o freestyle skiing, como se llama esta disciplina en inglés) es un grupo de deportes de invierno que evolucionó desde esquí alpino.

Consta de varias modalidades que se diferencian entres sí de manera significativa, pero todas entran en la definición del esquí acrobático, ya que dan prioridad a los saltos o acrobacias que efectúan los competidores.

Tres de esas modalidades más famosas son: saltos aéreos ( conocido también como aerial), mogul (o baches) y skicross. Pero tenemos también ballet sobre esquís, half pipe y slopestyle.

Los esquís utilizados en este deporte son redondeados en ambos lados, ligeramente curvados y más cortos que los esquís clásicos.

Está forma permite el desarrollo de las acrobacias muy complejas.

En la mayoría de las modalidades de esquí acrobático lo más importante no es el tiempo de la carrera sino la técnica y la estética de los saltos durante la ejecución de los elementos acrobáticos.

Los saltos aéreos o aerial

Lo más espectacular del esquí acrobático…

Los esquiadores descendien para tomar gran velocidad y coger impulso desde un trampolín (un tipo de plataforma de madera cubierta con nieve) para hacer acrobacias en el aire.

La forma de la rampa con la que termina el trampolín permite que los esquiadores tomen el impulso suficiente para volar hasta 10 o 15 metros de altura.

En los pocos segundos antes de aterrizar el esquiador realiza volteretas, saltos dobles y triples (“saltos mortales”) y giros, que son puntuados por los árbitros, ya que lo que cuenta es la técnica y la estética de los saltos y elementos acrobáticos.

La imparcialidad de la valoración final está asegurada por 7 árbitros, que emiten sus veredictos por separado.

2 de los jueces se centra en el aterrizaje del esquiador, y 5 en las acrobacias en el aire.

La puntuación es diferente para cada etapa del descenso, y así el 20% de la puntuación final se deberá al impulso de despegue, 50% al salto, y 30% al aterrizaje.

Dependiendo del tipo de salto se incluye un grado de dificultad, asociado a una máxima puntuación posible para el tipo de salto. Las puntuaciones se suman y multiplican por la dificultad de cada elemento.

Las acrobacias son parecidas a las de la modalidad mogul, pero los trampolines son mucho más grandes, y los saltos -gracias a ello- más altos y complejos.

Lo que no sabes, es que los esquiadores de aerial durante el verano entrenan en unas rampas especiales cubiertas con plástico y terminan los saltos en en una piscina de agua.

Prueba de baches o esquí acrobático mogul

En este deporte los competidores descienden por una pista de 250 metros, en pendiente y cubierta con batches o pequeños montículos, así llamados mogul.

Pero eso no es todo. En la pista también hay dos pequeños trampolines o rampas, que los esquiadores usan para impulsarse en el aire y efectuar acrobacias.

La clasificación está determinada por el tiempo de la carrera y también por las notas de los jueces, que puntúan el estilo de las acrobacias aéreas.

Se puntúa la técnica de esquí y los giros (50% de la nota), los saltos (25%) y el tiempo del descenso (25%).

Entre las figuras básicas se encuentran: águila, helicóptero y twister, que se diferencian por la posición de los esquís y las manos del competidor, y también el eje de rotación del salto y el número de vueltas en el aire.

Skicross

La modalidad más cercana al esquí alpino: se trata de hacer el descenso por la pendiente en el tiempo más corto posible.

Lo único importante son los segundos de la carrera.

Primero los esquiadores participan en las rondas clasificatorias y luego, según el tiempo del primer descenso, son divididos en grupos de cuatro y compiten en más eliminatorias, los semifinales, y así hasta el final, en el cual sólo participan dos contrincantes.

La pista está llena de obstáculos construidos con nieve: curvas pronunciadas, saltos, baches, que hacen que el espectáculo sea más atractivo.

Ballet sobre esquís

Ballet o “acroski” es un deporte ya cada vez menos popular, ya que no ha conseguido entrar como disciplina oficial en el programa de los juegos olímpicos de invierno.

En los años 2000 se dejó de organizar competiciones oficiales.

La disciplina se parece al patinaje artístico, y los competidores desarrollan coreografías de 3-5 minutos, acompañadas por la música.

Slopestyle

El «estilo en la pendiente» es un descenso en una pista especial, donde hay varios tipos de obstáculos: saltos, cajas, railes… Los competidores realizan saltos y acrobacias en estos elementos, mientras descienden pista abajo.

El resultado final incluye tanto el tiempo de la carrera como las notas obtenidas por la técnica de las acrobacias.

Por lo general, los esquiadores pueden presentar sus habilidades tres veces, y sólo contará la nota más alta.

Es muy importante que todo el descenso sea fluido, por eso los competidores optan por acrobacias menos complejas, pero ejecutadas de manera más precisa y sin paradas.

Los elementos de slopestyle se pueden entrenar en cualquier estación de esquí: muchas instalaciones de este tipo preparan snowparks con saltos y railes, y organizan competiciones locales.

Half pipe

Esta es una competición en una rampa especial cubierta con nieve, parecida a un medio tubo aplanado.

Los esquiadores realizan una serie de acrobacias, descendiendo en zigzag dentro de la rampa, moviendo se de un lado para otro, saltando al aire cada vez que llegan al borde de la rampa.

El salto más alto realizado hasta ahora en esta disciplina fue de ocho metros de altura.

Al igual que en los saltos acrobáticos, solo cuenta el estilo de las acrobacias, que es evaluado por los jueces.

Imagen: Etapas de un salto en la competición de ski freestyle.

Reglamento del esquí acrobático

La Federación Internacional de Esquí es la organización que dicta las normas de esta disciplina, regula las competiciones internacionales y establece reglas para cada modalidad.

Historia del esquí acrobático

Aunque muchos esquiadores ejecutaban elementos acrobáticos casi desde cuándo se inventó los esquís, y hay testimonios de saltos y volteretas con equis ya desde los años 30 del siglo XX, como disciplina deportiva el esquí acrobático es bastante joven.

La disciplina hizo su debut en los Juegos Olímpicos de Invierno en Albertville en 1992, en la modalidad de mogul.

Con el tiempo, se agregaron más competiciones al programa olímpico: saltos acrobáticos, skicross, slopestyle y half pipe.

Este es un deporte joven que se ha desarrollado de manera muy intensa en los últimos años, principalmente debido a la televisión e Internet.

Los espectadores de todo el mundo frente a los televisores se quedan boquiabiertos y maravillados con las espectaculares y peligrosas acrobacias que los competidores ejecutan en el aire, a varios metros de altura y luego intentan repetir los mismos trucos en las pistas de estaciones de esquí.

Esquí acrobático en los Juegos Olímpicos de invierno 2018

Si no has podido ir a Pyeongchang, al Parque de Nieve de Bokwang en febrero de 2018, te has perdido un gran espectáculo.

Por suerte, encontrarás en YouTube las grabaciones de las carreras más importantes.

Ya, no es lo mismo verlo en persona o verlo en la pequeña pantalla, pero, no te preocupes y empieza ya ahorrar para el viaje a Pekín,  en el 2022, para ver las próximas olimpiadas.

Si quieres consultar los ganadores, aquí tienes los resultados del 2018.

Como verás, la cosa estaba reñida, pero los canadienses se han llevado la parte importante de las medallas (4 medallas de oro, 2 de plata, 2 de bronce)  y en general eran los indudables campeones de esquí acrobático.

En total los esquiadores de 11 países de 4 continentes, han vuelto a casa con copas y trofeos.